C.A.S.A.GA

C.A.S.A.GA

15 feb. 2011


http://agalegainfo.crtvg.es/videos/?emi=11694&corte=2011-02-15&hora=12:37:02&canle=tvg1
El Centro de Atención de Emergencias de Galicia 061 dispone en la comarca de O Salnés (Pontevedra) de tan sólo dos ambulancias para dar servicio a ocho ayuntamientos que acumulan más de 81.000 habitantes. La falta de medios se suplía hasta hace poco con las ambulancias de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de Vilagarcía, Cambados o Meis. Sin embargo, en la actualidad esta última agrupación se ha quedado sin vehículo sanitario, de tal forma que los vecinos se han quedado aún más desprotegidos.
Según ha conocido ELMUNDO.es, la Agrupación de Meis ha tenido que jubilar la ambulancia de la que disponía porque se había agotado la vida útil que la ley da a los vehículos sanitarios, ocho años, de tal forma que la comarca de O Salnés adolece de un servicio sanitario completo y presenta medios claramente insuficientes para dar cobertura a toda la población. Sin embargo, para no desaprovechar el vehículo, ahora lo utilizan para transportar animales, es decir, recogida de mascotas abandonadas -sobre todo perros y gatos- que llevan a los refugios.
La situación ya ha sido denunciada reiteradamente por las centrales sindicales. De hecho, desde la Confederación Intersindical Galega (CIG) denunciaron hace unos meses que las ambulancias del 061 ubicadas en Vilagarcía y Cambados para dar servicio a estos ayuntamientos y a los de A Illa de Arousa, Meaño, Ribadumia, Meis, Catoira y Vilanova de Arousa resultaban insuficientes y una discriminación de la comarca con respecto a otras zonas como Pontevedra, que dispone de ocho transportes para un área sanitaria de 245.880 habitantes.
En Pontevedra hay una ambulancia por cada 27.000 habitantes, mientras en O Salnés tan sólo una por cada 40.000, de ahí la importancia de que las agrupaciones de Protección Civil cuenten con vehículos sanitarios propios. Sólo en 2009, Vilagarcía realizó 1.200 operativos; Cambados, 700; y de Meis no hay cómputos públicos.
Con la ausencia de la ambulancia de Meis, todos los accidentes de tráfico o urgencias sanitarias de todo tipo que se registran en su zona de influencia tienen que ser atendidos por la ambulancia de Cambados que, debido a la distancia entre ambos municipios y a la carga de trabajo que tiene, en ocasiones, tarda más de lo debido en llegar hasta el lugar donde se ha producido una emergencia.
Falta de medios para un nuevo vehículo
La reducción de este servicio en Meis no es responsabilidad de Protección Civil, que tenía en su propiedad la ambulancia anterior, pero era el Ayuntamiento el que corría con los gastos que ocasionaba. En realidad, la falta de recursos económicos concedidos a las agrupaciones de voluntarias está detrás de este déficit en el servicio.
Según las informaciones recabadas, en las últimas convocatorias de ayudas concedidas por la Consellería de Presidencia en concepto de subvención para asociaciones de voluntarios de las comarcas de O Salnés, Ulla-Umia y O Barbanza (en el límite entre Pontevedra y A Coruña) ascendieron a 38.000 euros.
Estas ayudas, anunciadas en el Diario Oficial de Galicia en agosto de 2010, suponen una media de entre 4.000 y 1.000 euros por agrupación, 1.801 en el caso de Meis, una cifra claramente insuficiente para adquirir una nueva ambulancia. A esta falta de ayuda autonómica, la Administración obligada a prestar este servicio, se suma la falta de implicación municipal, que tampoco aporta fondos para comprar un nuevo vehículo.

Interior de la ambulancia jubilada y reciclada con el transportín de animales. P.C.M.
Reciclaje de la vieja ambulancia para mascotas
La Agrupación de Protección Civil de Meis se ha visto claramente perjudicada porque su ambulancia se ha convertido en inservible para atender sanitariamente a personas, pero ha decidido no desaprovechar el vehículo que les ha "caducado" hace unos meses y la han convertido en una ambulancia para mascotas.
El jefe de la agrupación, Jorge Fariña, no es muy partidario de esta definición "porque se puede entender que ahora vamos en ella a atender urgencias de animales", pero lo cierto es que Meis ha pasado de tener una ambulancia para urgencias de personas a un vehículo usado para el transporte de animales. Cuando la ambulancia "caducó", la opción que les quedaba era venderla y sacarían de ella un precio inferior a 1.000 euros, de ahí que optase por reciclarla para este nuevo uso.
Los servicios más habituales que realiza la agrupación de voluntarios están asociados con la recogida de mascotas, fundamentalmente, perros y gatos, que están abandonados en la calle. A petición de particulares o del refugio de animales tanto de Meis como de otros municipios cercanos, han recogido a estos animales y los han trasladado para que reciban cuidados en estas instalaciones.
Equipada con transportín para perros y gatos
Para realizar este tipo de traslados, Protección Civil ha adaptado la ambulancia antigua, le ha retirado la camilla y la ha equipado con un transportín para perros o gatos con el fin de poder trasladarlos sin que sufran ningún percance en el viaje.
Además, recientemente, han recogido un jabalí que se había visto implicado en un accidente de tráfico. "Ese caso fue muy curioso porque cuando los agentes de Tráfico nos vieron llegar con una ambulancia se quedaron extrañados y dijeron que no habían pedido ese servicio, pero ya le explicamos que no actuaba como vehículo de urgencias", explica Fariña.
El servicio de esta particular ambulancia también sirve de apoyo para la Unidad Canina del Cuerpo de Bomberos de O Salnés, "la usamos como vehículo de transporte y como también llevamos vendas y otro material para cuidados sanitarios, si algún animal necesita una primera atención se la damos", y la Asociación de Perros de Salvamento de Galicia (CASAGA).
En concreto, esta particular ambulancia de mascotas acompaña a los integrantes de la asociación en los diversos entrenamientos caninos que realiza en toda la geografía española como vehículo de apoyo en materia de primeros auxilios, tanto caninos como de personas